Buscando Tu Rostro: Oh Señor

jueves, 26 de noviembre de 2015

Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos

Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; 
Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán.
Proverbios 3:1-2


No hay comentarios.:

Publicar un comentario