Buscando Tu Rostro: Oh Señor

martes, 26 de julio de 2016

Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó

"... Y halló allí a uno que se llamaba Eneas, que hacía ocho años que estaba en cama, pues era paralítico. Y le dijo Pedro:
 Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó."

Hechos 9:33-34

No importa cuál sea el nombre de tu problema, de tu situación, porque no hay ninguna cosa o circunstancia que Dios no pueda solucionar. ( Lucas 1:37 )



Solamente es necesario que tengas fe, ( Hebreos 11:6) y creas que Jesucristo pagó el precio en la cruz del Calvario, ( Isaías 53:4-5) por medio de la sangre que derramó en sacrificio y para perdón de nuestros pecados.

De manera, que no existe ninguna cosa imposible para Dios, tenemos acceso al Trono de la gracia y la misericordia ( Hebreos 4:16  ) a través de Jesucristo, para presentar todas nuestras peticiones, ruegos, solicitar ayuda, solicitar socorro, protección, pedir fuerzas nuevas, lo que sea.

Asimismo, debemos tener confianza absoluta en Dios y dejar las peticiones en Sus Manos, y esperar las respuestas en el tiempo correcto del Padre celestial.
Porque él nunca nos va a dejar, ni a desamparar, aunque permite las pruebas.



domingo, 24 de julio de 2016

Y le libró de todas sus tribulaciones, y le dio gracia y sabiduría delante de Faraón rey de Egipto

"... y le libró de todas sus tribulaciones, y le dio gracia y sabiduría delante de Faraón rey de Egipto, el cual lo puso por gobernador sobre Egipto y sobre toda su casa."

Hechos 7:10

Gloria a Dios!!

Debemos caminar en fe, depositando nuestra confianza en el Eterno, al no  permitir que los dardos del enemigo prosperen,  nuestros sentidos y la razón son recursos que el diablo utiliza contra nosotros mismos.





Recordemos que Satanás es el padre de la mentira, de manera que, no demos lugar a pensamientos que provienen de los diseños infernales.


No importa lo difícil que parezca la situación o crítica, es necesario que permanezcamos firmes creyendo al  Dios viviente, el Cual nos ha manifestado Su infinito amor al dar la vida de Su Hijo unigénito Jesucristo para rescatarnos de la condición de pecado, de muerte, nos ha dado un nuevo nombre y la esperanza de vida eterna.

Todas las promesas fueron pagadas en las cruz, a precio de sangre, no sangre cualquiera, sino la Sangre del Rey de reyes y Señor de señores.
Realmente para Dios, somos muy valiosos por medio de la fe  al aceptar a Jesucristo y caminar en obediencia. Lavados y cubiertos con la preciosa Sangre de nuestro Salvador.
También nos ha sellado con el Espíritu Santo.



Somos más que vencedores en todas las cosas, lógicamente el diablo nos odia y persiste en aniquilarnos y nos ataca sin descanso, Dios confía en nosotros y espera que nos vistamos con toda la armadura que ha dispuesto para Sus amados hijos e hijas.

En el tiempo de Dios, el Padre celestial cumplirá Sus propósitos  en nuestras vidas. Como podemos notar en el registro Bíblico:



  • Le libró de todas sus tribulaciones; hablando de José. 
  • Además, le dió gracia.
  • Le dio sabiduría delante de Faraón rey de Egipto.
  • Asimismo, lo puso por gobernador de Egipto y sobre toda su casa.

Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él

"... Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto;
pero Dios estaba con él,"

Hechos 7:9

Nadie puede quitarte el favor de Dios:


sábado, 2 de julio de 2016

Porque yo os daré palabras y sabiduría que ninguno de vuestros adversarios podrá resistir ni refutar

"... porque yo os daré palabras y sabiduría
 que ninguno de vuestros adversarios podrá resistir ni refutar."
Lucas 21:15


Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

"... Porque no sois vosotros los que habláis, 
sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros."
Mateo 10:20


La recibisteis no como palabra de hombres, sino como es en verdad, la palabra de Dios

"... Por lo cual nosotros también sin cesar damos gracias a Dios,
 porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros
, la recibisteis no como palabra de hombres, sino como es en verdad,
 la palabra de Dios,
 la cual también obra eficazmente en vosotros los que creéis."
1 Tesalonicenses 2.13